De hecho, los considero verdaderos antinutrientes…

Deja que te aclare a lo que denomino antinutriente. 

Un antinutriente, es un «alimento» que necesita robar nutrientes vitales del reservorio de tu organismo para poder ser digerido y metabolizado.

Esto ocurre cuando al ingerirlos, se produce una ligera acidificación del PH y el cuerpo para compensar este desajuste, necesita recurrir a minerales alcalinos tales como el magnesio y fósforo. 

Comida hay mucha, demasiada, en súper abundancia comida de verdad no tanta en serio, podría contarla con los 10 dedos de la mano. 

Los «Alimentos» que voy a presentarte a continuación, están muy presentes en la despensa de los hogares. De hecho, puedes saber muchísimo de una persona tan solo abriendo los armarios de su cocina. No lo hagas!. 

Lo que comes y la manera en que lo comes dice mucho de ti. 

 A continuación, te Presento la Lista Negra de los 10 mal llamados «Alimentos».

1. Alimentos Ahumados. Por ejemplo el salmón ahumado y pimentón ahumado. El humo utilizado para ahumarlos, contiene sustancias carcinogénicas.

2. Azúcar Blanco. Es un famoso antinutriente es decir, roba nutrientes esenciales de tu organismo para poder ser metabolizado. El azúcar blanco acidifica el PH y el cuerpo para compensar esta acidificación, necesita recurrir al reservorio de los minerales alcalinos que se encuentran principalmente en huesos y dientes. Es antagonista lo que quiere decir que impide la absorción de nutrientes como el calcio.

3. Carne. La carne pese a quien pese escucharlo, es un alimento muerto en estado de descomposición. La cadaverina es una enzima que hace presencia en el momento en que un animal muere para realizar este trabajo de ahí su olor tan particular. Además se utilizan un montón de conservantes industriales para tratar de ralentizar este mecanismo natural. En tus intestinos produce putrefacción y promueve una flora intestinal patógena. No contiene fibra y es rica en grasas saturadas y si no es ecológica, además estarás comiendo antibióticos, pesticidas y hormonas.

4. Embutido. Este es sin duda el peor producto animal para la salud. Tiene además de las desventajas de los productos cárnicos (hormonas, grasa saturada, exceso de sal, conservantes…), en las etiquetas de casi todos ellos leeras nitritos, nitratos y polifosfato de sodio, todos ellos aditivos artificiales con efectos carcinogénicos.

 

5. Frituras. Cuando el aceite vegetal llega a temperaturas elevadas se quema y se oxida genernando una sustancia denominada acroleína que es potencialmente carcinogénica el sumun de los radicales libres.  Además, suelen ser aceites vegetales de muy poca calidad y que se reutilizan frecuentemente.

6. Grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. Este proceso industrial convierte una grasa en estado líquido es decir aceite, en estado semisólido como la margarina. Mediante este proceso, se evita que estas grasas se enrancien alargando así la fecha de caducidad del producto en cuestión. Son las conocidas grasas Trans que repercuten directamente en el aumento del colesterol LDL (el malo) en detrimento del HDL (es el bueno).

7. Leche y productos lácteos. Primero por que es antinatural beber la leche de otro animal de semejante tamaño. Segundo, como hay que ordeñarla cuando debería ser mamada, no queda más remedio que pasteurizarla para eliminar los posibles gérmenes pero con la eliminación de éstos, también eliminamos enzimas y otros componentes que facilitarían su digestión.

Con la «saludable leche» tomas antibióticos suministrados a las mamás vacas para evitar infecciones mamarias, pesticidas y hormonas, todo un súper alimento!. 

Y si además, tenemos en cuenta la triste vida de estos animalitos, es un suma y sigue….

8. Sal. La sal al igual que el azúcar, es altamente adictiva. Además es un «alimento que nutricionalmente no aporta nada salvo, el aumento de la presión arterial y la sobrecarga de tus riñones. 

9. Harinas refinadas. Todas ellas acidifican el Ph teniendo el organismo que acudir al reservorio de minerales alcalinos por eso decimos que, las harinas refinadas son un antinutriente ya que para metabolizarlos, el organismo necesita robar nutrientes vitales. El consumo de harinas refinadas aumenta los niveles de insulina lo que en poco tiempo, puede ocasionar resistencia a la insulina desembocando en algún tipo de Diabetes.

La industria del pan además, ha modificado sustancialmente la molécula del gluten para conseguir panes más voluminosos y esponjosos. El resultado es que un gran número de personas ha desarrollado una alta intolerancia a esta proteína que ya no es lo que era…. 

10. Bollería industrial. Por la alta presencia de grasas «Trans», por la gran cantidad de azúcar refinada, colorantes artificiales, aromas, humectantes, aditivos, etc…

Igual tu curiosidad innata se anda preguntando por que se hacen tan rematadamente mal las cosas en la industria de la alimentación. La respuesta es muy sencilla: abaratar costes y prolongar la «vida útil de un alimento» para su beneficio y en detrimento por supuesto, de tu salud. 

No me cansaré de decirlo: Con tu € tienes el poder de elegir donde y como emplearlo. Ellos lo saben de ahí, que existan las campañas de marketing y publicidad. 

Basar tu alimentación en productos frescos y naturales no es solo un consejo, es casi una obligación.

Con cariño,

Eva. 

¿Te ayuda lo que escribo y comparto contigo?

Si es así y te nace agradecérmelo, tienes una bonita manera de reconocer todo el trabajo que hago por el precio simbólico de un café. 

Invita a Eva a un Café