Muy buenos días!
El asunto que hoy quiero tratar ha salido por petición popular maternal!. Y es que, cuando nuestros pequeños son invitados a fiestas de cumpleaños por sus amigos del colé o, cualquier otro tipo de evento donde por este orden niños y comida son protagonistas, muchas de nosotras nos llevamos las manos a la cabeza y el primer pensamiento que se nos viene a la cabeza es…¿Qué habrá de comer en esa fiesta?.

Niños hay de todo tipo, y regímenes alimentarios casi que también. Algunos pequeños por cuestiones de salud no pueden tomar ciertos alimentos englobados bajo la etiqueta de Intolerancia alimenticia y otros muchos, a Dios Gracias, hijos de esta nueva generación de mamás conscientes, no acostumbran a tomar ciertos «alimentos» que se saben son perjudiciales para su salud. Si eres de estas últimas y no deseas ver a tu pequeñ@ atiborrarse en la fiesta con las temibles chuches, bollería de todo tipo, refrescos bien cargados de azúcar y demás, me gustaría, si me lo permites, compartir contigo que suelo hacer yo  y tratar de aliviar un poco la tensión que esto pueda generarte.

Ante estas situaciones …¿Cual debería ser nuestra actitud?…

Ojalá tuviera la respuesta perfecta y poder ofrecértela pero tan solo puedo hablarte desde mi humilde experiencia…

En mi caso por ejemplo, he ido modelando mi grado de tolerancia y flexibilidad a base de experimentar. Al principio trataba de evitar por todos los medios que mi pequeño se llevara a la boca cualquier tipo de subproducto delicioso.  Esto lógicamente,  puede resultar sencillo al principio pero, a medida que van creciendo, también aumenta la dificultad de mantenerlos alejados de la mesa de festejos.

Cierto día que precisamente nos encontrábamos en un cumpleaños me di cuenta de que Ian se pasaba mucho tiempo a la vera de la mencionada mesa y, esto me dio que pensar…¿no será que tanta prohibición esté fomentando todavía más su deseo?. Pero lo que realmente hizo darme cuenta de que por ahí no íbamos bien, fue cuando en esta misma fiesta se acerco con un plato rebosante de pastel y, con esos ojillos suyos me miro y me pregunto…¿mama puedo de esto?. Casi se me escapa el No que tan aprendido tengo y di gracias por mantenerlo de boca para dentro al menos esta vez. Claro que si! pequeño, pero vamos a tomar un poquito menos que luego la tripita nos dolerá. Le retire un poquito del plato y se fue tan contento con el resto de amigos a sentarse y disfrutar de su consentido pastel. Y si, llevaba leche, llevaba nata, llevaba una buena cantidad de azúcar blanco, pero también llevaba un ingrediente que no se cuenta en calorías…»El Disfrute». Con este gesto él se sintió parte de un grupo, uno más, y si tuviera que poner en la balanza ese sentir suyo y los ingredientes de la tarta, descaradamente se inclinaría hacía la primera….

Ellos son niños y, aunque tratemos de explicarles que no les conviene tomar ciertas cosas, lo que están sintiendo en ese momento es que todos sus amiguitos pueden hacerlo menos él y, sin darnos cuentas, podemos hacerle sentir que es diferente al resto. Por muchas buenas razones que tengas, ellos funcionan de otra manera, sienten antes que piensan y precisamente esa es la Magia de ser niño!.

Ahora veo en otras mamás como yo me comportaba no hace mucho tiempo y, también observo la reacción de los pequeños ante esta negativa. Espero que no me mal interpretes y pienses que estoy a favor de consumir determinados productos (las personas que me rodean bien saben que no), solo trato de ofrecerte un punto de vista objetivo. Piensa…¿a cuantos eventos e este tipo acude tu niño?.

Ahora bien, debes tener claro donde esta el límite y sobre todo, debes hacérselo entender a las personas que rodean al pequeño o la pequeña y con esto, me refiero a los queridísimos abuelos ya que estos últimos, son muy proclives a pensar….bueno si tal día su mamá le dejo tomar tarta, entonces hoy puedo comprarle un donuts, y si tal día tomó un donuts, entonces hoy podré comprarle unas chuches y, lo que en un principio era de vez en cuando pasa a convertirse en algo cotidiano. Mi sugerencia: Sé claro en esto o literalmente se te subirán a la chepa. Además nuestros pequeños son muy listos y vienen con un detector de «debilidad» incorporado y, saben perfectamente a quien acudir cuando quieren según que cosas…

En nuestra casa llevamos una alimentación basada principalmente en frutas, verduras y cereales integrales. Claro que tomamos azúcar pero no de cualquier clase y siempre en pequeñas cantidades. Un niñ@ tiene todo el derecho del mundo a crecer con deliciosos bizcochos caseros https://www.entierradeeva.com/brownie-de-cacao-sg/ . Con este sustrato de base, podemos permitirnos de vez en cuando algún delicioso capricho sin males mayores.

Aprender a ser flexible y ver donde esta el término medio es realmente un arte que, cada una de nosotras y nosotros (mamás y papás), debemos tratar de encontrar. Si nuestros pequeños se encuentran con demasiadas negativas, es muy probable que en cuanto nos demos la vuelta se llenen la boca con un buen pedazo de la tarta prohibida y, lo que es peor, piensa en la imagen que se crearan de nosotros ante tanta negativa.

Si algo tengo que agradecer al sitio donde vivo es que aquí no se celebran fiestas de cumpleaños en ciertos establecimientos tan de moda, precisamente por ser inexistentes. El día que tenga que enfrentarme a esta nueva situación, veré como aprendo a gestionarla, pero ten por seguro, que me tocará desempolvar la balanza nuevamente y sopesar que es lo más importante.

Y, también soy plenamente consciente de que llegará el día en que yo no pueda vigilar que practicas culinarias realiza fuera de casa, pero también sé que esta semilla que planté en su día  y que llevo regando, mimando y cuidando a diario,  tarde o temprano dará sus frutos.

Ser mamá como es mi caso, dista mucho de lo que sale en las revista. Ser mamá o papá, es un camino que tan sólo se aprende andando. Esta lleno de Amor, ternura, paciencia y respeto pero también hay mucha incertidumbre, muchas dudas y miedos.

Estas líneas como todas las que escribo, tienen como objetivo arrojar un poquito de luz con el fin último de poder ayudarte y servirte. Para ello, he creado una encuesta que tan solo te llevará un par de minutos responder.  Me encantará contar con esta pizca de información y así saber un poquito más sobre ti y sobre lo que realmente te interesa. Muchas gracias por tu ayuda!!!

https://es.surveymonkey.com/r/3TXPT75

Y espera que el asunto no termina aquí. Ahora que llega el buen tiempo y los helados son amigos inseparables de grandes y pequeños….¿no te parecería una idea maravillosa aprender a realizar los tuyos propios?. Pues estas de Enhorabuena!!.

El próximo Sábado día 10 de Junio, tendrá lugar el taller que estabas esperando. Dulce y Salado, es un taller en él quiero mostrarte los facilísimo que puede llegar a ser preparar deliciosos helados y estupendos tentempiés como pueden ser los patés. Llegas, aprendes, compartes, pruebas y disfrutas, Un plan Estupendo…. ¿Te apuntas?. A mi me encantaría compartir contigo este delicioso ratito.

Verás toda la información en el siguiente link Centro Karissa.  Anímate y envíame un email a hola@entierradeeva.com, señalando en el asunto «Taller Dulce y Salado Almuñecar»; y, si te encuentras lejos y no puedes venir…..también tendrás la opción de realizar el taller online desde tu casita tan gustito. Estate atent@  para enterarte como!.

Nos vemos muy pronto!!!

Feliz Día!

¿Necesitas ayuda?