Y a los adultos, también.

Toda desintoxicación de la sustancia x, requiere de algún tiempo y con el azúcar, no va a ser menos.

El azúcar es una droga y esto lo saben ellos, los fabricantes de la industria de la alimentación y deberías saberlo tu. Si no, estarás en una clara desventaja.

Si viviéramos en el Tibet rodeado de montañas y naturaleza, quizás el azúcar disponible sería el de alguna raíz ó algunas frutillas y probablemente, sería mucho más sencillo limitar su consumo. Me gusta pensar que esto es así.

Pero vives donde vives rodeada de toooodo lo que hay!. Evitar que tomen azúcar es prácticamente imposible. Cumpleaños, cole, quedadas y abuelos son los detonantes perfectos. El azúcar esta por todas partes como lo estará la 5G si nadie lo remedia.

No puedes ni debes pelearte con todo el santo mundo, sugerir si, pelear no. La primera en desgastarte después de tanto combate serás tu…

Pero si puedes actuar en reino. Reducir considerablemente la ingesta de azúcar es muy posible si en casa aplicas las siguientes pautas. Es una efectiva manera de amortiguar los excesos que vengan por otras vías.

Asume que te toca hacer el papel de la mala de la película pero llegarás a acostumbrarte y, las semillas que plantes ahora, superada la rebelde adolescencia…llegarán a florecer.

Si gritas, gritarán, si pegas, pegarán, si les enseñas a cuidarse, se cuidarán. ¿Sencillo no?.

Asume también desde ya, que esto va a generar conflictos pero vamos a tratar de que sean los menos posibles.

Desintoxicar a los niños del azúcar….¿Cómo empezar?

En primerísimo lugar y como no podía ser de otra manera, la lista de medidas empieza por:

1.Paciencia, Perseverancia y Firmeza. No debes quitarles de golpe todo a lo que están acostumbrados. Nosotros hemos generado el problema y nosotros debemos resolverlo poco a poco pero sin flaquear, con firmeza.

2. Ve reduciendo la cantidad diaria de azúcar que acostumbran a tomar. Reduce zumos, cantidad de galletas, trozos de pastel, chucherías, bollería industrial…Observar cuantas ingestas de azúcar hacen a lo largo del día es el comienzo a partir de aquí, empieza a reducirlas.

3. Haz tu las galletas y los bizcochos. Un excelente sustituto del azúcar ya sea blanco o integral, puede ser el azúcar de coco, el sirope ó pasta de dátiles, pasas…. Yo suelo batir un puñadito de dátiles ó pasas con la leche de avena que después añado a la masa de galletas o del bizcocho. Así, lo endulzas naturalmente.

4. Si escoges alguna receta de internet cuando la hagas, añade como mínimo 3/4 partes de la cantidad que se indica en la receta. Yo incluso he llegado a reducirla a la mitad y siguen saliendo igual de buenas. Es exagerado la cantidad de azúcar que se le hecha a estas preparaciones aunque sean caseras.

5. Utiliza harinas integrales. Ellos apenas notarán la diferencia y estarás evitando dar una harina refinada que es del todo desaconsejable.

6. Los zumos creéme no sirven nutricionalmente para nada. Si tus hijos son de zumo, empieza a hacérselos en casa pero aún así, no conviene abusar de ellos en absoluto. Mucho mejor los batidos con la pulpa de la fruta y top ten, si son caseros.

7. Predica con tu ejemplo. Si quieres reducir su ingesta de azúcar, tu también tienes que reducirla.

8. Lleva las gafas de leer en el bolso y comienza a bichear las etiquetas de los alimentos. El azúcar se esconde hasta en las preparaciones saladas, sobre todo en salsas y aliños. El primer ingrediente que aparece es el que mayor presencia tiene en el producto. Te vas a sorprender cuando veas cuantas empiezan por azúcar.

9. Si lo tienen ya en las manos, no se lo quites. No tenses. Si vienen con una bolsa enorme de chucherías de un cumpleaños, puedes negociar con ellos la cantidad que pueden comerse y el resto, guardarla pero no se la quites. Prohibir y Desear, esa extraña pareja. Si lo Prohibes lo desearan con más fuerza.

10. Por último, aquí tienes una muy recomendable guía descargable y gratuita que, complementa a la perfección esta información.

Termino como empecé, diciéndote que el azúcar es una droga y llevará algún tiempo que los niños dejen de demandarla pero con PPF y no me refiero a primera presión en frío si no, con Paciencia, Perseverancia y Firmeza lo conseguirás. Te garantizo que será así.

Te recuerdo por que soy consciente de que se nos olvida que, todo el tiempo que inviertas en el bienestar de tus hijos será lo más valioso que hayas hecho en esta Vida. El trabajo, el Amor, las amigas y amigos todo eso también, pero….¿Tus hijos no son lo primero?.

 ¿Te ayuda lo que escribo y comparto contigo?
Si es así y te nace agradecérmelo, tienes una bonita manera de reconocer todo el trabajo que hago por el precio simbólico de un café.
Invita a Eva a un Café
Con todo mi cariño,
Eva.

Con todo mi cariño,

Eva.

¿Necesitas ayuda?